Una bodega histórica


La Bodega Sa Xarxa fue fundada en 1969 por Joan Sala i Lloberas, pescador de Lloret de Mar, y su, Lluïsa Baltrons Colls.

A finales de los años sesenta, la llegada de turistas a Lloretcada vez era más palpable. La voluntad de los fundadores fue emprender una bodega típicamente de pescadores, un negocio auténtico que ebocara las antiguas bodegas de pescadores de Lloret.

Para arrancar con su negocio,  Joan Sala vendió su barca de pesca, su “Teranyina”, y así Lluïsa y Joan arrancaron la bodega con ganas e ilusión. Dedicaron muchos esfuerzos en decorar la Bodega de un modo genuino y auténtico. Bancos y taburetes de madera, botas de vino, y una extensa gama de licores decorando todos recobecos de la Bodega. Todo lo que puedes ver hoy en Sa Xarxa es tal cual sus fundadores creieron oportuno.

La personalidad de Lluïsa Baltrons, mujer de Joan Sala Lloberas, impregnaba la experiencia de vivir el ambiente de una bodega de pescadores. El punto a favor de la Bodega siempre ha sido un trato familiar y próximo. Productos de la tierra, tapas, platos especiales preparados con tradición familiar. Hay muchos clientes que acuden hoy a la Bodega Sa Xarxa y que han venido durante los últimos 20 ó 30 años

mosaic_historia_sa_Xarxa

familia_sala_lloberasA principios de los 80’s, Rosa María, hija de Joan Sala y Lluïsa Baltrons, y su marido Salvador Castells, cogieron el relevo en el dia a dia de la Bodega. Siguieron la tradición, mantenieron el espíritu de la bodega de pescadores de finales de los 60’s hasta la actualidad.

En 1988 ampliaron la bodega, con nuevas barras más grandes, y hacia el 2000 empezaron a ofrecer parte de la extensa gama de embutidos y otros productos nacionales e internacionales, en la sección de charcuteria.

La Bodega Sa Xarxa es un punto de encuentro de muchos vecinos de Lloret, aficionados al futbol y a otros deportes. En este álbum de fotos de la nuestra página de facebook verás el ambiente que se respira a Sa Xarxa en las grandes ocasiones.

Finalmente, en 2011 hicieron unas obras en una finca próxima, para brindar a todos sus clientes una terraza acojedora, moderna pero que mantiene el espíritu de la Bodega. Una terraza que a todos impresiona, por la gran belleza de su mural pintado, y que seguro hubiera gustado a Joan Sala Lloberas, quien dedicó gran parte de la su vida a la pintura y acabó siendo uno de los pintores modernos más representativos de Lloret de Mar.

terrassa_sa_xarxa_bodega_tapas_lloret